Buscar este blog

18 oct. 2014

La insoportable levedad del españolito.


En la tentativa de ampliar el herbario de hipsters , chonys y viceversa ... deambulaba yo el otro día por esa tan castiza nuestra La Latina de Madrid , cuando cayó en mis manos (stricto sensum) lo último de Milan Kundera. A pesar de su habitual destreza en escoger títulos inquietantes y complejos, el continente supera al contenido, el cual es tan profundo como un charco. Lo mismo le pasaba a "La Insoportable levedad del ser" , glorioso por fuera pero vacío por dentro; hermanados por la mediocridad.


Y es que son las apariencias y no otras , las culpables de que nosotros españolitos embajadores de tierras íberas no  seamos capaces de dilucidar con objetividad nuestra propia idiosincrasia cuando toca dar la talla una vez puesto el pie en Barajas. O nos pasamos mirándonos el ombligo o no llegamos por no saber levantar la cabeza cuando toca. En ambos casos nuestra mirada apunta hacia abajo, qué curioso. Repasemos:


CULTURA

España una tierra indómita de arribistas en la que la fama, el poder y el dinero están reservados impúdicamente a una cúpula mediática infecta por personajes ,cuyas declaraciones públicas giran en torno a casos de corrupción, estafa, ignorancia supina y braguetazos varios. 


Como daño colateral somos empujados a no ser precisamente reconocidos intra y/o extramuros por nuestra escena cultural. O al menos  a priori empero nuestra incalculable colección de pinacotecas, nuestra fantástica cantera de intelectuales en la escena pública, nuestra cantidad de  THINK TANKS  escalando puestos en panoramas internacionales o nuestras pletóricas agendas artísticas.

En países como nuestro voisine la France es sabido que hay algo que no está bien visto en la sociedad, y es evidenciar la incultura, la ordinariez. Rara vez en una cena, en un afterwork, en cualquier conversación trivial un amigo galo osaría admitir que no ha leído tal libro o que no está al tanto de la actualidad cultural. Ser docto es una etiqueta cool, hablar de fútbol durante horas no. Usar el sarcasmo, la ironía, el disfraz de  ENFANT TERRIBLE como herramienta de seducción es IN, servirse del parapeto de la vulgaridad o el sentimiento de pertenencia a un grupo NO.
¡Increíble!¿verdad?


¿POR QUÉ NO TE CALLAS?

El espíritu beligerante ante las costumbres rancias y ancestrales , antes las sentencias de una cúpula política caduca y repudiada por el groso de la población de una nación en pleno proceso de metamorfosis ...































... el garbo y el ingenio que en tiempos de crisis denuncian a viva voz ... 


... y un cierto renacimiento de una generación que no se sabe aún si es X o si es Z , asoman con firme vigor ante algunos de los últimos acontecimientos de este país


SOSTENIBILIDAD 

Como decía Coco Chanel  ...
"Fashion is not something that exists in dresses only. Fashion is in the sky, in the street, fashion has to do with ideas, the way we live, what is happening."
... y desde hace un tiempo , ni mucho ni poco, pero sí podemos decir que existe en España una especie de revolución de costumbres, bien impulsada por la moda bien alimentada por una toma de conciencia , la sociedad mira de frente a la explotación finita de los recursos. 



Campos de golf que nos colonizan más discretamente, arquitectura y paisajismo aunados fuera de la amistad tóxica del ladrillo, actuaciones estrella en al reciente Cumbre del Clima de Nueva York ,  HUELLA DE CARBONO  que las empresas nacionales miman con apreciable delicadeza....

Todo un derroche de medios. Confiemos en no acabar como el ultra sexy Viggo Mortensen en la sobrecogedora "The Road", por cierto casado con "una española" ....




1 comentario:

  1. En los años ochenta, cuando todo el mundo era joven y algunos no habían nacido, también era "trendy", en España, ser culto. Fueron años de un terrible patetismo, porque la cultura no es como esos pantalones vaqueros cortitos que dejan las cachas al aire, como los que se han llevado tanto este verano... No puede ponérselos cualquiera... ¡O, bueno, sí...! Es como esos pantalones cortos que se han llevado este verano... que a la mayoría, lo que dejan al aire no son las cachas del culo... son sus vergüenzas.

    ResponderEliminar

Te escucho: