Buscar este blog

26 oct. 2013

La inmunidad del guiri.

 
Dicen de Antonio Labordeta que su compromiso ético de hombre de izquierdas iba acompañado de una honestidad, dignidad e intensidad incontestables, y que duda cabe de que su detallada prosa era un reflejo de su intensa vida, la vida de un polifacético hombre que además de político, actor, cantautor , escritor etc ... fue viajero. Un viajero más allá de lo mediático. Sus viajes desnudaron a la España profunda.

 
Pero a veces parece, en medio de tanta artificiosidad, que al español no nos vale con lo nuestro, nunca nos parecen suficientemente buenos nuestros recursos, mayoritariamente "lo de fuera" nos parece mejor, más válido. Recordatorio: ser cosmopolita no ha de implicar infravalorarse.
 
Uno de los leitmotiv de mi vida es viajar, recorrer el mundo, explorar y exponerme a lo desconocido; pero no por ello asumo con vehemencia que un vulgar yanquee de Wall Street es el sumum del triunfo o que un anodino alemán tiene potestad alguna para cortar la pana en nuestra propia estepa castellana-mallorquina o que un francés va a elegir con maquinal certeza qué vino pedir.
 
Y aparece en escena , en la Puerta del Sol-Vodafone o en cualquier restaurante de la costa mediterránea, el guiri (extranjero de posición media-alta normalmente americano, europeo, sajón a grandes rasgos) con su descarado atuendo de Cristóbal Colón para aleccionarnos, con esa ruinosa incapacidad para comprender los giros lingüísticos de nuestro idioma y que termina forzándote a adoptar sus costumbres, su idiosincrasia.
 
 
 
¿Pero qué es lo que nos dan estos guiris para que les ensalcemos con la peor de nuestras cegueras y omitamos con indulgencia todo tipo de faltas, que por otro lado ellos jamás nos permitirían compañeros íberos en esas, sus tierras marcianas?
-Su promiscuidad y sus artes amatorias ,ausentes de pulimento y muy lejos del icono Lorenzo Lamas, devienen algo exótico.
- Sus incompetencias laborales se subliman "porque lo hacen en otro idioma".
- Su falta de elegancia y compostura públicas se convierten en ejemplos a seguir.
- Su tacañería se mezcla con una falsa postura de bohemio, de progre que aspira a ser burgués.
 
Codearse con un guiri nos otorga un caché, un plus, endiosamos sin escrúpulos.
Los peores : los alemanes, inmunes en su insustancialidad y soberbia. Alguien que no tuviera mis prejuicios, debería recordarles su deuda histórica.
 

La @MarcaEspaña comienza en nosotros mismos , españolitos.
 





8 comentarios:

  1. ¡Ay, los guiris, los guiris! No somos los guiris los culpables... Los culpables del ensalzamiento del guiri son los que caen en sus garras y se dejan seducir por el exotismo que producen. No es más que la expresión de la paletez del nativo... Si algo puede servir de excusa, suele ser habitual en casi todos los países, respecto a un cierto número de otros países... Y, normalmente, cuando el guiri procede de territorios más ricos, respecto a los nativos de países más pobres... ¡Qué cosas!

    ResponderEliminar
  2. Guiri veo que subscribes mi teoría, efectivamente parece que tras el origen de "vacunaros" subyacen motivaciones histórico-económicas, y es que ya sabes que en España hemos salido hace bien poquito de una dictadura. Danke schön

    ResponderEliminar
  3. Tres palabras que suponen la definición más sensacional y exacta a "la inmunidad del guiri" jamás creada!

    ResponderEliminar
  4. Si tu dices a la gente joven y no tan joven que en España hubo una época donde no se ponía el sol....no saben ni de lo que hablas
    Es la falta de historia de tu propio país, de que somos unos acomplejados, porque un buen día, en España empezamos una guerra entre nosotros....y eso, amiga mía....hunde un país, su moralidad y confianza en si mismos. Incluso hay historiadores que hablan de que si España hubiera entrado a luchar contra los nazis como país, ahora no tendríamos estos problemas de independencias. Hay un indicador de no sé cuantas generaciones, que si no ha pasado una catástrofe nacional que haga sentirse unido a tu vecino, lo único que haces es odiarlo. Y es eso lo que pasa en españa....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Anónimo" me aúno en tu diagnóstico de otorgar esta "inmunidad al guiri" como un mal común casi enquistado en nuestra idiosincrasia española y cuyo origen (eso sí , lo que no sé es si en exclusividad)... pueda venir de aquellas décadas que comentas en las que Paquito era Paquito pero Adolfito era más. El cualquiera de los casos, la "marca país" tiene anécdotas que pueden ilustrar el tema, el "made in" de hecho nació en el siglo XIX en Inglaterra, donde quería saber siempre el origen de productos para diferenciar aquellos de peor calidad. Gracias por tu aportación.

      Eliminar
  5. Ay hermosa...reconozco que en mi caso, que tampoco soy nada objetiva, reina la inmunidad del guiri. Habría que especificar qué tipo de guiri, porque no todos los guiris tienen la misma inmunidad ni mucho menos! Según la influencia de amigos, intereses de cualquier tipo,modas,futol o incluso los medios de comunicación! Pero te digo yo que a un español tradicional de pura cepa (vease mi padre) la inmunidad del guiri no le afectará en su vida, es más, querrá quedar por encima de cualquier extranjerito en cualquier terreno, y que viva España!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias AmeliePoulain por tu aportación, por eso de ser gabacha voy a darte cierto privilegio ... En este caso yo haría caso a tu padre, que al fin y al cabo no se expone a la inmunidad, sino que está vacunado por lo que cuentas con anticuerpos de los buenos.

      Eliminar

Te escucho: